lunes, 18 de febrero de 2008

Fibromialgia y Kundalini Yoga como paliativo

Es un dolor reumático crónico que afecta al sistema musculoesquelético y que se caracteriza por tener múltiples zonas hipersensibles.

La fibromialgia se refiere a un grupo de trastornos comunes reumáticos no articulares, caracterizados por dolor y rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio rango de otros síntomas. No es contagioso. Lo padece entre el 3% y el 6% de la población mundial y es visto más comúnmente en individuos de entre 20 y 50 años.

“Por medio del Kundalini Yoga haciendo énfasis en la relajación y la meditación y con mucha disciplina se pueden aliviar muchos de los síntomas de la fibromialgia.”


Consideraciones Generales



No se han detectado alteraciones físicas en los puntos que el paciente afirma dolorosos, razón por la cual las hipótesis más actuales al respecto de su causa se dirigen hacia fenómenos de sensibilización a nivel central y mantenimiento del dolor por alteraciones en las respuestas de los neuromediadores.

Aunque el resultado del examen físico general casi siempre es normal y las personas tienen un aspecto saludable, un examen cuidadoso de los músculos de las personas con fibromialgia, revela zonas sensibles al tacto en lugares específicos, llamados puntos hipersensibles. Estos son áreas del cuerpo que resultan dolorosas cuando se ejerce presión sobre ellas. La presencia y el patrón de estos puntos característicamente hipersensibles diferencian la fibromialgia de otras afecciones.

“Muchos profesionales de la medicina recomiendan abiertamente la práctica del Kundalini Yoga como método paliativo de los síntomas de esta afección reumática”


Epidemiología (datos estadísticos)



Se sabe que esta enfermedad afecta más a mujeres que a hombres en una proporción de 9~10:1 y podría afectar a un 3% - 6 % de la población general. Se observa en mayor medida entre las edades de 20 a 50 años, aunque existen casos de más jóvenes e incluso niños aquejados de esta enfermedad.


Etiología (causas de la enfermedad)



Aunque las causas aún no han sido bien aclaradas, se piensa que puede estar causada o agravada por estrés físico o mental, traumatismo físico, exposición excesiva a humedad o frío, sueño deficiente o padecer una enfermedad reumática.

“Otra de las razones que hacen del kundalini Yoga una de las alternativas más adecuadas como tratamiento para combatir la fibromialgia es que se puede practicar a cualquier edad sin efectos colaterales”

Muchos de los casos, empiezan después de hechos puntuales, como infecciones víricas o bacterianas, accidentes de automóvil, separación matrimonial, problemas con los hijos, etc. En ocasiones aparece después de tener enfermedades que debilitan el organismo tales como artritis reumatoide, lupus, aunque todo esto no parece que sea la causa, sino que despierta una anomalía oculta en la regulación de la capacidad de respuesta a determinados estimulos dolorosos. La ansiedad y la depresión no parece que sean la causa de la fibromialgia sino que se producen como reacción al malestar continuado que provoca la enfermedad.

“Gracias al control mental que se alcanza con el Kundalini Yoga se consiguen niveles de dominio del cuerpo físico que estimulan la capacidad de respuesta a los estimulos nerviosos perdidos con anterioridad, el conocer nuestro nivel de respuesta físico y mental restaura la confianza y el positivismo, des esta manera la depresión y la ansiedad también se superan”

Dentro de las teorías actuales sobre la patogénesis de esta enfermedad se encuentran las alteraciones en la arquitectura del sueño (polisomnografía: caracterizadas por sueño fragmentado, disminución de las fases profundas del sueño no MOR, entre otras), alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso autónomo (disautonomía) y fenómenos de procesamiento anormal del dolor (sensibilización al dolor).


Síntomas



La fibromialgia ocasiona dolor músculo-esquelético generalizado, debilitamiento intenso (adinamia) y hasta incapacitante (astenia); trastornos del sueño, alteraciones del ritmo intestinal, rigidez en las extremidades superiores o inferiores, y muy frecuentemente episodios depresivos acompañados de crisis de ansiedad.

Los sitios frecuentes en los cuales se presenta la fibromialgia incluyen la región lumbar (espalda baja), cuello, tórax y muslos. La alteración de los músculos se refiere a un calambre doloroso y localizado que en ocasiones se asocia con otros problemas (embarazo, por ejemplo). En algunos casos se observa espasmo muscular localizado.

Los trastornos del sueño son muy frecuentes en pacientes con dicha patología. Estos trastornos consisten básicamente en abundantes pesadillas, sueño no reparador que puede ser el causante de un trastorno conocido como hipersomnia diurna, y gran cantidad de descargas dolorosas en los músculos durante el sueño.

Otros síntomas adicionales pueden incluir incontinencia urinaria, dolor de cabeza, migrañas, movimientos periódicos anormales de las extremidades (movimientos paroxísticos), en especial de las piernas (síndrome de pierna de gatillo), dificultad de concentración y dificultad para recordar cosas (mala memoria); también es frecuente un aumento de la sensibilidad táctil, escozor generalizado, resequedad de ojos y boca, zumbidos y campanilleos en los oídos (acúfenos), alteraciones de la visión (fosfenos) y algunos síntomas neurológicos de incoordinación motora. Se ha asociado a la Enfermedad de Raynaud como una manifestación clínica de rara presentación durante el curso de esta enfermedad.

“Con kriyas y asanas apropiadas para el control del sueño y sesiones de relajación profunda, así como meditaciones repetidas enfocadas a la canalización de la energía, se estimula la capacidad natural para administrar el sueño, también con sesiones de respiración se domina el dolor dirigiendo las inhalaciones hacia aquellos lugares donde se concentran las dolencias.

Existen cerraduras en el Kundalini Yoga que despiertan de forma natural y progresiva aquellas facultades del cuerpo físico que desconocemos, o que forzados por las tareas cotidianas olvidamos, tales como el control de los esfínteres o el dominio gestico-muscular, con el Kundalini Yoga y la ayuda del Bhangra se trabajan los dos hemisferios cerebrales y se sincronizan de tal manera que fortalecen la coordinación y la motricidad fina”


Cansancio y fatiga



Está presente en todas las actividades que realizan las personas con fibromialgia, por lo que sus tareas cotidianas se ven inevitablemente dificultadas. Dependiendo de la gravedad y de la variación del grado, este cansancio puede ser desde soportable hasta un hándicap casi infranqueable que limita sus tareas tanto dentro del ámbito familiar como profesional.



Aceptar estas importantes limitaciones es difícil, sobre todo en los inicios de la enfermedad, y muchos enfermos/as tardan en aceptarlo, empeñándose en realizar tareas de la misma forma que antes de su enfermedad; esto es un error que lleva a empeorar cada vez más su salud, lo cierto es que algunas tareas tendrán que dejar de realizarse, mientras que otras habrán que llevarse a cabo de una manera adaptada y menos perjudicial para su salud, si quieren mejorar de su sintomatología.



Unido inseparablemente a este cansancio, como causa que lo aumenta y agrava, es la mala calidad del sueño de estas personas, que impide llegar a la fase más profunda de éste, no pudiendo realizarse las funciones reparadoras normales del organismo, siendo muy difícil el descanso y el alivio del dolor.

Ahora bien, aunque en algunas ocasiones el cansancio puede ser extenuante y los síntomas parecidos a los de la fatiga crónica, hay que saber que esta enfermedad, entre sus características, cuenta con un cansancio/fatiga mucho más profundos e invalidantes. En todo caso es el especialista correspondiente quien tiene que diagnosticar una u otra enfermedad o bien las dos, que también es posible que se padezcan conjuntamente.



Existen 18 puntos sensibles (tender points).


Para diagnosticar la fibromialgia, el médico debe valorar la historia clínica del enfermo, así como los síntomas y la existencia de los denominados "Tender Points", que no es lo mismo que los Puntos Gatillo o "Trigger Points" del síndrome miofascial; existen un total de 18 puntos [5] . Se considera que puede haber una fibromialgia cuando al aplicar una presión de cuatro kilogramos sobre dichos puntos, el paciente reporta dolor en 11 o más de ellos. Esta técnica fue desarrollada por el American College of Rheumatology.

Estos puntos se encuentran repartidos por todo el cuerpo: rodillas, hombros, cuello, glúteos, codos, cadera, etc. En todo caso, este criterio fue inicialmente adoptado como forma de "definición de caso", razón por la cual el diagnóstico requiere de una evaluación minuciosa por parte de un médico especializado en enfermedades reumáticas (reumatólogo).

No existen pruebas de laboratorio disponibles para realizar el diagnóstico de la fibromialgia. El diagnóstico es clínico y se establece por exclusión de otras patologías y por la presencia de síntomas y signos característicos.

La fibromialgia se confunde frecuentemente con otros padecimientos reumáticos diferentes como el Lupus Eritematoso, el Síndrome de fatiga crónica, deficiencia de vitamina D o B12, la Polimialgia Reumática o el Síndrome de Sjögren; por lo cual el diagnóstico diferencial es fundamental para el futuro del paciente, pues tanto el enfoque diagnóstico, como pronóstico e incluso terapéutico, son diferentes para cada padecimiento.

Ven a Centro Ganesha